Ingresa

Cuidados alimenticios durante el embarazo

Comer bien durante el embarazo no solo significa comer más, ambién debes considerar lo que comes. Si te alimentas súper bien durante esta importantísima etapa, estarás promoviendo el crecimiento y el desarrollo de tu bebé.

Solo necesitas unas 340 a 450 calorías adicionales por día – y esto es para la etapa más avanzada del embarazo, cuando tu bebé crece más rápidamente. Estas no son muchas calorías (una taza de cereales y leche descremada al 2%).

Es importante que las calorías provengan de alimentos nutritivos para que puedan contribuir al desarrollo y crecimiento del bebé. Cuando tú estás embarazada, lo que comes es la fuente primordial de la nutrición de tu bebé. De hecho, el vínculo entre lo que tu consumes y la salud de tu bebé es hoy mucho más fuerte de lo que una vez se pensó.

Los alimentos adicionales que consumas no deberían ser simplemente calorías vacías – deben proveer los nutrientes que tu bebé necesita para crecer.

¿Cómo lidiar con los antojos?

Algunas mujeres tienen antojos de chocolate, comidas picantes, frutas y comidas caseras como el puré de papas, cereales y pan blanco tostado. Otras tienen antojos de cosas que no son alimentos como la arcilla y el almidón de maíz.

El tener antojos y comer elementos que no son alimentos se conoce como pica. Consumir cosas que no son comidas puede ser peligroso tanto para ti como para tu bebé. Si tú tienes antojos de comer cosas que no son alimentos, por favor notifica a tu médico.

Satisfacer tus antojos está bien, siempre que tengas antojos de alimentos que contribuyan a una dieta saludable. Frecuentemente, estos antojos disminuyen después del tercer mes de embarazo

¿Qué evitar comer y beber durante el embarazo?

Evita el alcohol, ningún nivel de consumo de alcohol está considerado seguro durante el embarazo. Igualmente, consulta con tu médico antes de tomar vitaminas o productos basados en hierbas porque algunos de estos productos pueden ser perjudiciales para el feto.

Y aunque muchos médicos piensan que una o dos tazas de café de 6-8 onzas, té o refrescos con cafeína no le harán daño a tu bebé, probablemente sea una medida inteligente evitar la cafeína completamente, de ser posible. El consumo alto de cafeína ha sido vinculado a abortos y otros problemas, por ello, es mejor limitar su consumo o cambiarlo por productos descafeinados.

Las comidas que debes evitar incluyen:

– Quesos blandos, sin pasteurizar (descritos en la publicidad como «frescos»), leche sin pasteurizar, jugos y vinagre de sidra.

– Huevos crudos o comidas que los contengan, incluyendo los postres tipo mousse y el Tiramisú.

– Carnes, pescados o mariscos crudos o poco cocinados.

– Carnes procesadas como las salchichas y los embutidos (los cuales deben estar bien cocinados)

– Pescados con alto contenido de mercurio, como tiburón, pez espada, merlín, atún.

Si tú has comido este tipo de alimentos en algún momento durante tu embarazo, no te preocupes mucho por ello ahora; simplemente evítalos durante el resto de tu embarazo.

Post recientes

Ingresa tus datos