Ingresa

Mira el secreto de una rica masa de pizza

¿A quién no le gusta la Pizza? Es la comida perfecta para una reunión familiar. Si te fijas, cada componente en las pizzas son recetas fáciles que pueden hacerse en casa; como la masa, una salsa de tomate casera y cualquier ingrediente que le quieras poner.

¿Sabías que el secreto para una rica pizza casera reside en la masa? Así es, tiene que ser suave, rica, mágica y no tiene porqué complicarte hacerla, hay técnicas poco conocidas pero muy eficaces para darle la contextura precisa.

Aprende en este artículo a preparar una masa de pizza casera siguiendo nuestro paso a paso. Te aseguramos que te va a salir esponjosa y crujiente, en tanto que la miga sale deliciosa y preciosa.

Ingredientes:

-2 tazas de harina (La que tengas)

-1 taza de agua tibia

-2 cucharadas de aceite de oliva

-1.5 cucharaditas de levadura instantánea

-1 pizca de sal

-1 cucharada de azúcar

Nota: Harina extra para amasar y que no se pegue

Preparación:

-En plato hondo disolver la levadura en el agua tibia y agregar azúcar. Dejar reposar unos 5 minutos

-En un bol grande colocar parte de la harina, dejar unas 5 cucharadas de harina separadas para ir agregando a la masa luego

-Mezclar con una cuchara de madera desde el centro hacia afuera y poco a poco mezclar la levadura con la harina

-Añadir el aceite de oliva y la sal. Es importante que la sal y la levadura no entren en contacto directo para no tener problemas en el proceso de fermentación

-Seguir mezclando lo que comienza a ser masa

-Mientras la masa sigue pegajosa, agregar más harina

-Hacer una bolita y dejar reposar por 1 hora para que crezca

-En una superficie plana espolvorear un poco de harina y con ayuda de un rodillo extender la masa

Más allá de la masa…vamos con la salsa

En una olla con agua hirviendo coloca 8 tomates medianos, cuando la piel empiece a salirse retira del fuego y pasa por agua fría, para poder pelarlos mejor. Luego, en una olla a fuego medio coloca aceite (de oliva o de maíz) y cuando esté caliente pon una cebolla picada en cubos y dos dientes de ajo triturados; remueve hasta que se cristalicen.

Seguidamente coloca los tomates y machúcalos con una cuchara de madera; agrega una cucharada de pasta de tomate, sal, pimienta, orégano y azúcar. Continúa incorporando media taza de agua, y por último agrega unas ramas de albahaca. Remueve todo y deja la olla tapada por 10 minutos o hasta que hierva para que se termine de cocinar la salsa.

Luego retira del fuego y deja reposar por unos minutos. Si te gusta que la salsa quede con trozos de tomate y cebolla déjala así. Pero si la prefieres de consistencia líquida pásala por la licuadora. ¡Ya tienes tu salsa de tomate para pizza! Dejamos a tu gusto lo que le quieras poner de complemento para adornar y potenciar el sabor: jamón, queso, maíz, aceitunas, etc.

Post recientes

Ingresa tus datos